lunes, marzo 6

Califican expertos de inciertos objetivos de Trump al renegociar TLCAN

Nueva York, 6 Mar (Notimex).- Expertos estadunidenses en comercio global coincidieron hoy en que son inciertos los objetivos del presidente Donald Trump al proponer la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En un panel de análisis organizado en el Consejo de Relaciones Exteriores, los expertos expresaron que hasta el momento, Trump no ha aclarado de qué manera una renegociación del TLCAN serviría para aumentar la inversión privada y el empleo en Estados Unidos.

Bernard Schwartz, autor de “Failure to Adjust: How Americans Got Left Behind in the Global Economy”, indicó que es muy probable que el TLCAN sea renegociado aunque el resultado es incierto.

“En la medida en que se aproxima una fecha para una posible renegociación, aún no sabemos lo que el gobierno de Trump va a pedir”, aseveró Schwartz.

Hasta el momento, los objetivos económicos que Trump ha expresado son aumentar inversiones y empleos en el sector manufacturero de Estados Unidos, pero es complicado imaginar cómo en el marco del TLCAN pueden impulsarse estas metas en un país en detrimento de otro socio, dijo.

“El TLCAN es un acuerdo continental que privilegia la inversión en América del Norte, y es muy difícil hacer ajustes al acuerdo para que esa inversión sea realizada en Estados Unidos en vez de México”, aseguró el economista.

Schwartz asentó que se pueden esperar ajustes a las “reglas de origen”, que determinan el porcentaje de contenido regional que un producto debe tener para pagar una tasa cero de impuesto en el marco del TLCAN.

Por ahora, el economista destacó que la presión de Trump a México ha devaluado el peso, lo que, paradójicamente para la agenda del presidente, ha aumentado el atractivo para invertir en ese país para las empresas que planeen exportar a Estados Unidos.

Por su parte, Charlene Barshefsky, socia de la firma de análisis WilmerHale y exrepresentante comercial del gobierno de Estados Unidos, sostuvo que la industria automotriz sería severamente afectada por los cambios en el TLCAN.

“La industria automotriz ha formado un cadena de abasto integrado entre México, Estados Unidos y Canadá, y no es claro cómo ayudará a la manufactura estadunidense desmantelar esta integración, ni cómo se puede asumir que esto favorecería a Estados Unidos sobre otros países”, opinó.

Al igual que Schwartz, Barshefsky consideró que dado que Trump ha sido un crítico tan feroz de TLCAN ahora está obligado a actuar al respecto, pese a que parezca que no tiene objetivos definidos.

En cambio, para Barney Frank, quien encabezó durante años el Comité de Servicios Financieros en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la renegociación del TLCAN no es en realidad una prioridad para Trump, en tanto le siga dando un blanco para sus ataques políticos.

Frank consideró que con respecto de México, a Trump le interesa más avanzar en los temas relativos a la migración, por lo que el aspecto comercial pasará a segundo plano, en especial porque una renegociación no avanzaría su agenda.

“Creo que (Trump) estará perfectamente feliz de denunciar el TLCAN y de criticarlo, y de criticar a las personas que lo impulsaron y que lo apoyan”, enfatizó Frank. TLCAN