lunes, marzo 6

Deutsche Bank baja casi -8 % en bolsa tras decidir ampliar capital

Fráncfort (Alemania) 6 mar (EFE).- Deutsche Bank, primer banco de Alemania, se dejó hoy casi un 8 % en bolsa tras decidir ampliar capital por 8.000 millones de euros para mantener Postbank, sacar a bolsa parte de su gestión de activos y simplificar su estructura para reducir costes.

Las acciones de Deutsche Bank bajaron hoy en la bolsa de Fráncfort un 7,9 %, hasta 17,63 euros.

Deutsche Bank vuelve a sus orígenes, la financiación del comercio mundial de las grandes empresas alemanas, para salir adelante de la crisis que atraviesa actualmente.

Los analistas consideran que la ampliación de capital es la decisión adecuada y despeja las dudas que había sobre la fortaleza de sus recursos propios tras las multas que va a tener que pagar en EEUU por los excesos que tantos beneficios le dieron en los años anteriores a 2007, antes del estallido de la crisis financiera internacional.

Deutsche Bank acordó pagar en EEUU unos 7.200 millones de dólares (unos 6.730 millones de euros) por las "subprime", las hipotecas basura.

Desde 2008 Deutsche Bank ha acometido cuatro ampliaciones de capital y la anunciada el domingo será la quinta.

En 2008, salió al mercado para conseguir capital por 2.200 millones de euros, en 2010 por 10.200 millones de euros, en 2013 por 3.000 millones de euros y en 2014 por 8.500 millones de euros.

Union Investment, uno de sus accionistas, ya ha dicho que quiere tener más información de la estrategia de Deutsche Bank antes de decidir si acude a la ampliación de capital.

Porque Deutsche Bank no ha dado muchos detalles de dónde piensa ganar dinero.

Otros accionistas de Deutsche Bank son el gestor de fondos BlackRock con un 6 % y dos fondos de Catar -Paramount Services Holdings y Supreme Universal Holdings-, que tienen un 10 %, casi el 5 % respectivamente.

Recientemente ha entrado en el accionariado de Deutsche Bank el accionista chino HNA, de momento con un 3 % y contemplando la posibilidad de aumentar esa cantidad.

S&P Global ha incrementado la cotización objetivo de Deutsche Bank a entre 19 y 21 euros y recomienda mantener las acciones, tras conocerse la nueva ampliación de capital y el cambio de estrategia.

La junta directiva decidió el domingo que el Postbank, filial de banca minorista que adquirió en septiembre de 2008 y de la que en abril de 2015 dijo querer desprenderse, se fusionará ahora con el negocio de banca privada.

Asimismo, Deutsche Bank va a sacar a bolsa en los próximos dos años una participación minoritaria de la gestión de activos, que siempre le ha dado ingresos estables, pero el año pasado perdió unos 200 millones de euros, y que tiene un valor de unos 6.300 millones de euros, según algunos analistas.

Con esta salida a bolsa y otras ventas, el primer banco de Alemania prevé lograr otros 2.000 millones de euros, que, sumados a los 8.000 millones de euros de la ampliación de capital, hacen un total de 10.000 millones de euros.

Postbank, que tiene unos 18.000 empleados y para el que Deutsche Bank no ha encontrado comprador, será integrado en la banca minorista, de financiación de empresas pequeñas y de clientes adinerados, lo que podría costar más empleos en Alemania de los ya anunciados hasta ahora.

Deutsche Bank va a reducir hasta 2018 unos 9.000 empleos, de ellos 4.000 en Alemania.

El primer banco de Alemania, que emplea a unas 100.000 personas en todo el mundo, ha decidido modificar su estructura y se concentrará ahora en tres áreas: el negocio de banca minorista, de financiación de empresas pequeñas y de clientes adinerados; la gestión de activos; y la banca de inversión y de asesoramiento y financiación a grandes multinacionales.

Deutsche Bank perdió el año pasado 1.402 millones de euros, un 80 % menos que los 6.794 millones de 2015, por los costes legales de las ventas de titulizaciones de hipotecas basura, las turbulencias de mercado y los costes de su propio proceso de reestructuración.

Pese a haber dicho en la presentación de resultados que no iba a repartir dividendo, la junta directiva propondrá en la junta general de accionistas de mayo el reparto de uno de 0,19 euros por acción, incluidas las nuevas acciones de la ampliación de capital, en total unos 400 millones de euros.

Para este año, propondrá un dividendo mínimo de 0,11 euros por acción y a partir de 2018 espera una estabilización Deutsche Bank