jueves, marzo 9

Draghi: El BCE prevé un crecimiento del 1,8 % este año con una inflación del 1,7 %

Fráncfort (Alemania), 9 mar (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) prevé ahora un crecimiento del 1,8 % este año, lo que supone una pequeña revisión al alza respecto al 1,7 % pronosticado en diciembre, con una inflación del 1,7 % (1,3 % en diciembre), dijo hoy su presidente, Mario Draghi.

Previamente el consejo de gobierno del BCE mantuvo su tasa de interés rectora, la que cobra a los bancos por prestarles a una semana, en el mínimo histórico del 0 %, en un momento de incertidumbre política en Europa y pese a la subida de la inflación en la zona del euro hasta el 2 %.

Los expertos del BCE prevén ahora para 2018 un crecimiento del 1,7 % (1,6 % pronosticado en diciembre) con una inflación del 1,6 % (1,5 % en diciembre).

Asimismo para 2019 pronostican un crecimiento del 1,6 % y una inflación del 1,7 %, como en las proyecciones anteriores de diciembre.

Recordó que la tasa de inflación de la zona del euro ha subido de nuevo pero por el encarecimiento de los precios de la energía y de los alimentos.

Draghi, en conferencia de prensa, enfatizó que las presiones sobre la tasa de inflación subyacente, que descuenta los elementos más volátiles, son "débiles".

Por ello el consejo de gobierno continuará ignorando los cambios en la tasa de inflación porque considera que son transitorios y que no van a tener implicación en las perspectivas para la estabilidad de precios a medio plazo.

"Nuestras medidas han seguido preservando unas condiciones financieras muy favorables que son necesarias para asegurar una convergencia sostenida de la tasa de inflación hacia niveles por debajo pero cerca del 2 % a medio plazo", indicó el presidente del BCE.

Señaló que estas condiciones financieras se han traspasado a las empresas y los hogares y apoyan la firme recuperación de la economía de la zona del euro.

"Algunos indicadores de confianza sugieren que la recuperación cíclica puede estar ganando momento", apostilló Draghi. EFE

Draghi dice que existen tensiones en la eurozona, pero que no hay riesgo de ruptura

En otro mensaje, el Banco Central Europeo está dispuesto a responder a las amenazas a la zona euro, pero no considera que exista el riesgo de un quiebre, dijo el jueves el presidente del BCE, Mario Draghi, en una conferencia de prensa.

A la pregunta sobre la posibilidad de que el bloque pueda desintegrarse, Draghi dijo: "Francamente, no lo veo. Hay tensiones, pero nada que sea grave. En cualquier caso (...) estamos listos. El euro es irrevocable".

Ante los avances de los partidos de extrema derecha en las elecciones de la primavera boreal en Francia y Países Bajos, los mercados financieros han empezado a incluir en sus previsiones el riesgo de que la zona euro se desintegre.

"El euro está siendo percibido como el requisito previo del mercado único. Si no existe un mercado único, no hay Unión Europea", agregó Draghi después de la reunión del consejo de gobierno Reuters