lunes, marzo 20

El primer proceso en Francia contra un gran banco por millonario fraude fiscal

El gigante suizo UBS, peso pesado mundial de la gestión de fortuna, será juzgado junto a su filial francesa en el primer proceso en Francia contra un gran banco por un fraude fiscal de enorme magnitud.

Jueces de instrucción franceses solicitaron, en un escrito firmado el 17 de marzo, que el grupo UBS AG fuera juzgado por "captación bancaria ilegal" de clientes y por "blanqueo agravado de fraude fiscal", y su filial francesa por "complicidad", según informó este lunes a la AFP una fuente cercana a las investigaciones.

Una fuente judicial confirmó la convocatoria del grupo suizo ante un tribunal correccional.

Un portavoz de UBS, contactado por la AFP, rebatió "las alegaciones y las calificaciones jurídicas" invocadas en este caso. El banco tendrá "la posibilidad de responder ante un tribunal a las acusaciones (...) y espera poder beneficiarse de un proceso justo", dijo.

"Lo que se nos reprocha no está fundamentado", aseguró por su lado uno de los abogados de este gran banco, Denis Chemla.

Los magistrados pidieron además que sean sometidos a juicio cinco altos responsables del banco en Francia y en Suiza, entre ellos Raoul Weil, exnúmero tres de UBS AG. Un procedimiento de comparecencia con previo reconocimiento de culpabilidad ha sido abierto para el exnúmero dos de UBS France, Patrick de Fayet.

UBS efectuó "un blanqueo sistemático de fraude fiscal", había estimado la fiscalía nacional financiera (PNF) en sus requisitorias en junio de 2016, evaluando como mínimo "el importe de las sumas defraudadas en 9.760 millones de euros" (USD 10.500 millones)

- En recepciones o cacerías -

Se sospecha que el grupo bancario suizo captó ilegalmente entre 2004 y 2012 a una rica clientela para convencerla que abriera cuentas no declaradas en Suiza.

La clientela era identificada por los encargados de negocios del banco en recepciones, cacerías o acontecimientos deportivos, para convencerla después de abrir esas cuentas.

UBS AG no solamente habría ayudado a esas personas a eludir el fisco sino que además realizó una captación ilegal de clientes ya que no disponía de licencia para operar en Francia.

Para ocultar los movimientos de capitales ilícitos entre los dos países, el grupo suizo habría implementado una doble contabilidad. Ese sistema fue denunciado a la justicia por antiguos trabajadores del grupo.

UBS AG fue investigado desde 2013 por captación ilegal de clientes y encausado en 2014 por blanqueo agravado de fraude fiscal, tras el fracaso de unas negociaciones con el objetivo de que el grupo se declarara culpable.

Hace algunos meses, el banco llevó a cabo otras negociaciones informales para negociar una multa sin necesidad de llegar a un proceso, ni de declararse culpable.

"Estas negociaciones fracasaron ya que la fiscalía y el banco no consiguieron ponerse de acuerdo sobre el importe de las sumas" que debía pagar el banco, según fuentes cercanas al caso.

- Una colosal multa -

Como otros grandes bancos mundiales, entre ellos el británico HSBC, UBS está desde hace varios años en la mira de la justicia.

El grupo suizo, acusado de haber permitido a 20.000 ricos clientes norteamericanos eludir el fisco al esconder cerca de 20.000 millones de dólares, se libró de un proceso judicial en Estados Unidos al pagar en 2009 una colosal multa de 780 millones de dólares. EFE