jueves, marzo 9

IPC de China desacelera al alcanzar el 0,8 % interanual en febrero

Pekín, 9 mar (EFE).- El índice de precios al consumo (IPC) de China subió en febrero un 0,8 % con respecto al mismo mes del año pasado, frente al aumento interanual del 2,5 % registrado en enero, según cifras divulgadas hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas.

El dato de febrero sitúa a la inflación china en su nivel más bajo de los últimos dos años, igualado con el alza del 0,8 % registrada enero de 2015 que fue, a su vez, el mínimo desde noviembre de 2009.

La agencia estadística china también anunció hoy que el índice de precios al productor (IPP), que mide la variación de precios al por mayor, alcanzó su máximo desde 2008 al crecer un 7,8 % interanual en febrero, nueve décimas más que en enero.

Las estadísticas chinas suelen mostrar fuertes oscilaciones a principios de año por el efecto estacional del Año Nuevo lunar, que cada ejercicio cambia de fecha y se celebra unas veces en enero y otras, en febrero.

En 2016, el Festival de la Primavera (como se conoce en el país a las vacaciones del Año Nuevo) empezó ya entrado febrero, mientras que este año arrancó a finales de enero.

Así, el aumento del consumo y el encarecimiento de muchos productos que se derivan de esa festividad se concentraron el año pasado en febrero y en 2017 se repartieron entre dos meses, lo que explica la baja inflación interanual.

En el cómputo intermensual, el IPC chino incluso retrocedió un 0,2 % en febrero con respecto a enero, aunque la Oficina Nacional de Estadísticas señaló en un comunicado que la tendencia general de la inflación es "relativamente estable".

El primer ministro chino, Li Keqiang, anunció el pasado fin de semana que el objetivo oficial de inflación minorista para este año es del 3 %, después del aumento del 2 % interanual del IPC de 2016.

El IPP, que en septiembre de 2016 rompió una racha de más de cuatro años en deflación, continuó el mes pasado su recuperación, reflejando la subida de los precios internacionales de las materias primas y la reducción de los excesos de capacidad productiva que han lastrado a la industria china en los últimos años. EFE Economía