jueves, abril 13

Banco Mundial mantiene previsiones para China y valora esfuerzos del Gobierno

Pekín, 13 abr (EFE).- El Banco Mundial (BM) aseguró hoy que mantiene su previsión de crecimiento económico del 6,5 % para China en 2017 y de ralentización moderada en los dos años siguientes tras los esfuerzos del Gobierno chino por abordar problemas como la reforma de las endeudadas empresas públicas.

En la presentación del informe "Actualización económica de Asia Oriental-Pacífico", el economista jefe del BM para la región, Sudhir Shetty, mostró su convencimiento de que Pekín "conseguirá abordar los principales riesgos" que amenazan su economía.

En el informe se advierte del problema de la "insostenible" deuda corporativa en el gigante asiático, cuyas empresas, especialmente las estatales, cerraron 2016 con una deuda equivalente al 170 % del PIB, según datos de organismos internacionales.

La institución recomienda a Pekín que se enfrente a este problema mediante la reestructuración de las corporaciones estatales y recuerda la importancia de endurecer normativas sobre el sistema bancario paralelo y abordar el creciente endeudamiento hipotecario en los hogares.

Al respecto, Shetty elogió los esfuerzos del Ejecutivo chino para solucionarlos: "vemos que las autoridades avanzan y que las medidas tienen efecto".

Las dudas sobre la política comercial de China tras asumir Donald Trump la presidencia de EEUU también cobran protagonismo en el informe, aunque Shetty resaltó que el futuro del crecimiento del comercio global "tiene mucho mejor aspecto que hace un año".

Esta buena tendencia podría verse truncada debido al auge del proteccionismo, según el economista, aunque matizó: "aún no hemos visto muchos cambios en las políticas", que podrían acelerarse tras las elecciones en países clave de la zona euro como Francia.

"Somos optimistas pero aún vemos muchas nubes en el horizonte", añadió.

Los últimos comentarios de Trump, que cambió su habitual retórica y aseguró que Pekín no manipulaba el yuan, reducen las posibilidades de una guerra comercial entre EEUU y China, según el economista jefe de la oficina en Pekín del BM, John Litwack.

En materia comercial, Litwack también resaltó los datos de exportaciones chinas del primer trimestre conocidos hoy -subieron un 14,8 % hasta los 3,33 billones de yuanes (484.000 millones de dólares, 453.700 millones de euros)-, aunque puntualizó que "el mundo no puede absorber muchas más exportaciones desde China".

El BM predice que la economía china seguirá moderando su crecimiento hasta el 6,3 % de 2018 y 2019 gracias a las políticas gubernamentales contra el exceso de capacidad y la expansión del crédito, en el marco del cambio de modelo económico de este país.

Pese a esto, Shetty avisó de los riesgos que supondría para la región una "ralentización más brusca".

De todos modos, Litwack indicó que el BM podría revisar más adelante sus previsiones debido al buen rendimiento de la economía china en el primer trimestre, en el que avanzará un 6,8 % según algunos expertos, a expensas del dato definitivo que se publicará el lunes próximo.

El experto añadió que China está "más fuerte que en las previsiones", lo que representa una "buena oportunidad para que el Gobierno impulse las reformas de manera más agresiva".

Las previsiones en el sector inmobiliario son de enfriamiento tras las restricciones legales en el mercado para evitar el estallido de una burbuja.

Por otra parte, se espera que las exportaciones aumenten de forma moderada tras dos años de caídas.

La lucha contra la pobreza también mantendrá una inercia positiva y se espera que la cantidad de personas que viven con menos de 1,9 dólares (1,79 euros) al día se reduzca hasta el 0,4 % en 2019, cifra que alcanzaría el 3,1 % en el caso de aquellos que ingresan menos de 3,1 dólares (2,92 euros) diarios.

Asimismo, en el estudio se asegura que la apuesta del Gobierno por cambiar el modelo económico para que sea menos dependiente de su sector exterior y de las inversiones públicas, centrando su crecimiento en el consumo interno así como en la sostenibilidad, seguirá dando sus frutos a "velocidad gradual". EFE Economía