martes, abril 11

Sector financiero de China incrementa vigilancia para enfrentar riesgos latentes

BEIJING, 11 abr (Xinhua) -- La industria financiera de China, que experimenta un rápido crecimiento, está siendo observada detenidamente por los entes reguladores, que se han impuesto la meta de controlar las conductas irregulares en el sector.

En un discurso pronunciado recientemente, y que el domingo fue reproducido por varios medios, el primer ministro, Li Keqiang, dijo que el sector financiero del país es vulnerable a riesgos como activos defectuosos, incumplimiento de bonos, banca paralela y esquemas ilegales de financiación en Internet, entre otros, lo que da pie a la comisión frecuente de actividades ilegales y corruptas.

Con el fin de poner orden en el mercado, el premier pidió combatir la violación de los reglamentos bancarios para el otorgamiento de créditos, el tráfico de información privilegiada en el mercado de valores y los fraudes perpetrados por las aseguradoras, así como sancionar a los supervisores y gerentes que se confabulen con los grandes jugadores del sector.

También el domingo, la máxima autoridad anticorrupción del país anunció que Xiang Junbo, presidente de la Comisión Reguladora de Seguros de China, está siendo investigado por presuntas violaciones graves a las normas de conducta del Partido Comunista de China.

Desde cuando en diciembre pasado la trascendental conferencia económica nacional definió la prevención de los riesgos financieros como una prioridad, los reguladores de los sectores bancario, de seguros y de valores no han ahorrado esfuerzos por limpiar el mercado.

En el primer trimestre de 2017, el regulador bancario aplicó 485 sanciones administrativas con multas que totalizaron 190 millones de yuanes (27.540 millones de dólares).

Durante ese lapso, 197 personas fueron encontradas responsables de irregularidades bancarias. De ellas, 19 fueron removidas de sus cargos ejecutivos, mientras que otras 11 quedaron impedidas para realizar operaciones bancarias, de acuerdo con la Comisión Reguladora de la Banca de China (CRBC).

Yang Jiacai, asistante del presidente de la comisión, informó que esta elaborará más directivas para regular el mercado de forma más efectiva.

En el mercado de capital, el regulador de valores del país ha mantenido una política de "tolerancia cero" a actividades ilegales como el tráfico de información privilegiada y la manipulación de valores, luego de la debacle de las bolsas nacionales de 2015.

El mes pasado, la Comisión Reguladora de Valores de China (CRVC) sancionó con una multa de 3.470 millones de yuanes a un alto ejecutivo de una compañía por manipulación del mercado de valores, una cifra récord.

El castigo, aplicado a Xian Yan, presidente de la Companía de Servicio de Información Financiera P2P, se aproximó al valor de todas las multas impuestas por la CRVC en el año pasado, lo que demuestra la determinación del ente regulador de hacer frente a los riesgos.

Así mismo, la Comisión Reguladora de Seguros de China expulsó del sector por un periodo de diez años a Yao Zhenhua, presidente de Foresea Life Insurance, luego de comprobar que incurrió en operaciones ilegales.

Según diversos analistas, la seguidilla de sanciones a personas de renombre en el sistema financiero pone de manifiesto la seriedad del empeño del gobierno por buscar el equilibrio entre el crecimiento estable y el control de los riesgos financieros.

Para cumplir de manera más efectiva con esta misión, China necesita reformar su sistema de regulación financiera para poner los servicios financieros de diferentes mercados y diferentes sectores bajo un escrutinio más coordinado, de acuerdo con fuentes oficiales.

Wang Zhaoxing, vicepresidente de la CRBC, dijo en un foro celebrado recientemente que la entidad fortalecería la coordinación y el intercambio de información con los reguladores de valores y seguros, así como con el banco central, para llenar los vacíos que aún se presentan en materia de regulación.

Pese a los riesgos latentes, China confía en que podrá prevenir problemas financieros sistemáticos.

En marzo, durante una conferencia de prensa celebrada al término de la sesión legislativa anual, el premier Li dio su voto de confianza frente a la estabilidad financiera del país y descartó la posibilidad de riesgos sistemáticos, ya que, aseguró, "el país tiene suficientes opciones de políticas a su disposición".

"La tasa del déficit de presupuesto en el PIB está por debajo del 3 por ciento, la tasa de adecuación de capital de los bancos comerciales es del 13 por ciento y su tasa de cobertura de provisiones se sitúa en el 176 por ciento. Todas están por encima de los estándares internacionales para la seguridad financiera", manifestó Li.