miércoles, mayo 10

Bolsa de Madrid, Análisis: El IBEX pese al retroceso del día mantiene los 11.000 puntos

La Bolsa española, y sobre todo la banca, siguen recogiendo las ganancias cosechadas en semanas previas, una predisposición que ha llevado al mercado español a sumar su tercera sesión consecutiva a la baja, tras caer el 0,13 %.

Pese a este pequeño "culatazo", el principal indicador nacional, el IBEX 35, se ha mantenido obstinado y se ha resistido a perder los 11.000 puntos, ya que ha terminado la sesión en los 11.034,80 enteros.

El valedor del mercado, que ha propiciado que el IBEX 35 no se despidiera de ese nivel tan codiciado ha sido el Banco Popular, que entre rumores de fusión, se ha disparado el 9,04 %, una revalorización que supera el 31 % en el mes.

A pesar de este fuerte repunte, en el año, se deja un 8 %, afectado por las dudas que despierta entre los inversores su delicada situación.

A diferencia del Popular, que hoy ha destacado como el valor más alcista de todo el IBEX 35, Endesa ha sido el que más ha perdido, el 2,54 %.

De los grandes valores del IBEX 35, BBVA se ha dejado el 0,71 %; Santander, el 0,41 %; Iberdrola, el 0,26 %; e Inditex, el 0,08 %.

Por el contrario, Telefónica se ha anotado un leve 0,05 % y Repsol, el 0,58 %, animado por el repunte del precio del crudo, que recupera los 50 dólares.

En una jornada de escasas referencias macroeconómicas, en la que solo ha destacado el dato de inflación de abril en China -ha subido el 1,2 %-, los inversores han centrado su atención en más resultados empresariales y sobre todo, en el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que ha vuelto a defender hoy su política de estímulos monetarios.

No obstante, ha mandado un aviso a navegantes; el organismo retirará los estímulos si sube la inflación (cerca del 2 %), pese a que algunos países no estén preparados para ello.

Al otro lado del Atlántico, Wall Street ha iniciado la jornada a la baja, y por lo tanto no ha contribuido a mejorar la atonía del mercado nacional, afectado según los expertos, por la incertidumbre política que ha despertado la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de despedir al director del FBI, James Comey. EFE