miércoles, mayo 31

Bruselas propone crear un presupuesto y un Tesoro para la eurozona

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) ha presentado un documento de reflexión sobre cómo profundizar en la Unión Económica y Monetaria (UEM) con vistas al futuro, en el que propone crear un presupuesto y un Tesoro para la eurozona, así como valores respaldados por deuda soberana similares a los eurobonos.

El texto, con 30 páginas y 9 de anexos, hace un diagnóstico de la situación de la UEM tras la crisis financiera y plantea una hoja de ruta para desarrollarla en dos fases, con un primer conjunto de propuestas de aquí a 2019, cuando se celebrarán las próximas elecciones europeas, y un segundo de 2019 a 2025.

"El euro fue concebido como una promesa de prosperidad. Para mantener esta promesa para las futuras generaciones, necesitamos el valor político de trabajar para reforzar y completar la Unión Económica y Monetaria ahora", ha dicho el vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Dombrovskis.

Para ello, el Ejecutivo propone dar pasos adelante en tres frentes que llevan años abiertos: completar la unión financiera, incluida la creación de una auténtica unión de capitales; mejorar la integración de la unión económica y de la unión fiscal y reforzar sus instituciones y funcionamiento democrático.

En el capítulo financiero, la propuesta más novedosa de la CE es la de desarrollar valores respaldados por deuda soberana -paquetes de deuda de los países que se pondrían en el mercado-, pero sin la mutualización de deuda prevista en los llamados eurobonos, a la que se opone Alemania.

Este sistema podría llevar, a partir de 2019, a la creación de un "activo seguro" común de la eurozona, que sería comparable en el mercado a los bonos del Tesoro de Estado Unidos.

La emisión común de deuda "reforzaría la integración y estabilidad financiera" y atajaría el problema del vínculo entre el sector bancario y la deuda soberana, argumenta la CE, que reconoce sin embargo que la cuestión de la mutualización genera "debate".

Algunos países, en particular Alemania, creen que la mutualización supondría respaldar a países más débiles o en dificultades, como los de la periferia, con la fortaleza de su deuda soberana y que esto acabaría con los incentivos para adoptar políticas económicas sólidas.

Estos activos podrían ser emitidos por el futuro Tesoro Europeo que también plantea Bruselas, una entidad que reagruparía las competencias de supervisión económica y fiscal de la eurozona, ahora en manos de la Comisión.

Además, estaría a cargo de la llamada "función de estabilización macroeconómica", un mecanismo que permitiría asistir financieramente a los países más afectados por las crisis

Por otra parte, la CE plantea la creación en el largo plazo de un presupuesto propio para la eurozona, que podría garantizar "tanto la convergencia como la estabilización", pero necesitaría "una fuente estable de ingresos".

En materia de gobernanza, Bruselas propone hacer permanente el cargo de presidente del Eurogrupo -el consejo de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona- y fusionarlo en una etapa posterior con las funciones del comisario europeo a cargo de la Unión Económica y Monetaria, lo que le convertiría en una suerte de ministro de Finanzas de la zona del euro.

Bruselas insiste, además, en la necesidad de completar los proyectos que ya están en marcha, en particular, la constitución de un sistema europeo de garantía de depósitos (EDIS) y del mecanismo común de protección presupuestaria para el Fondo Único de Resolución.

Alemania reitera su rechazo a los eurobonos tras las propuestas de la CE

El Gobierno alemán ha reiterado su rechazo a los eurobonos y a fórmulas de deuda común en la eurozona, tras el documento de reflexión presentado por la Comisión Europeapara profundizar en la unión económica y monetaria.

La portavoz del ministerio de Finanzas alemán, Friederike von Tiesenhausen, ratificó durante una rueda de prensa la oposición de Berlín a esos instrumentos al ser preguntada por el informe, que plantea crear un presupuesto y un Tesoro para la eurozona, así como valores respaldados por deuda soberana similares a los eurobonos.

"Antes de hablar de compartir nuevos riesgos es necesario reducir los riesgos en los mercados financieros", manifestó la portavoz.

Tras el "brexit" o ruptura del Reino Unido con los demás socios comunitarios, el Gobierno alemán apuesta por impulsar el desarrollo de toda la Unión Europea (UE) y evitar divisiones entre los estados de la eurozona y los no miembros, y aboga por fomentar el crecimiento en a través de reformas estructurales y de la disminución de las deudas soberanas.

Thisenhausen subrayó también que se necesitan "elevados estándares de legitimidad democrática" en las decisiones que se tomen y recordó en este contexto la soberanía del Bundestag (la cámara baja alemana) en cuestiones presupuestarias.

Junto a esta cuestión, la portavoz del ministerio de Economía, Tanja Alemany, informó de que Alemania va a enviar a la CE un informe, todavía no público, con propuestas para el futuro marco de los fondos de cohesión, en el que los liga al cumplimiento de los principios del Estado de derecho por parte de los países receptores.

La portavoz no citó a ningún país en concreto, pero recordó que Bruselas ha abierto procedimientos a algunos estados miembros, en referencia a Polonia o Hungría.

La Unión Europea, añadió, es una comunidad de valores y esos valores son la base de la "credibilidad" del bloque, por lo que consideró que es "razonable" que los fondos de cohesión, un elemento central de las políticas comunitarias, se liguen al respeto de los derechos humanos y de los principios del Estado de derecho.

Alemania recomendará así a la CE que se estudie la posibilidad de "condicionar" los fondos a un examen del cumplimiento de esos valores y principios en los países receptores. euroefe