miércoles, junio 7

Bruselas aprueba la compra del Banco Popular por el Banco Santander

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) aprobó este miércoles la compra del Banco Popular por parte del Banco Santander, en línea con las normas comunitarias de recuperación y resolución de entidades bancarias.

"La resolución del Banco Popular Español ha sido aprobada bajo las normas de recuperación y resolución bancarias acordadas en el marco de la unión bancaria tras la crisis", "indicó la CE en un comunicado".

"Implica la venta del Banco Popular Español al Banco Santander, una sólida institución financiera", agregó, e indicó que los clientes del primero seguirán recibiendo servicios "sin alterar la economía".

El Ejecutivo comunitario destacó que todos los depositantes seguirán teniendo acceso a todos sus depósitos, y que la entidad podrá continuar con su actividad de negocio.

Precisó igualmente que en la operación no ha habido ninguna ayuda estatal del fondo único de resolución, y que la venta está sujeta a la revisión normal de concentraciones.

Santander compra al Banco Popular por un euro

El Banco Santander anunció este miércoles la compra del 100 % del Banco Popular por un euro, una vez que el Banco Central Europeo (BCE) constatara la inviabilidad de la entidad de manera independiente y "en aras a garantizar la seguridad de los depositantes del Popular".

En un comunicado, el Santander y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) señalaron que la compra se produce después de un proceso competitivo organizado "en el marco de un esquema de resolución" adoptado por la Junta Única de Resolución europea y ejecutado por el propio FROB.

La Comisión Europea precisó que ha respaldado el esquema de resolución del Banco Popular porque reunía las condiciones necesarias: la entidad estaba en quiebra, no había soluciones del sector privado aparte de la resolución y tampoco acciones de supervisión que hubieran podido evitar su quiebra.

Recordó que la resolución de una entidad por medio de su venta es una posibilidad prevista en la directiva de recuperación y resolución bancaria, y que era la mejor solución para "garantizar la continuidad de las importantes funciones que lleva a cabo el banco y evitar significativos efectos adversos en la estabilidad financiera".

La CE indicó que, en este caso específico, las pérdidas han sido absorbidas en su totalidad por acciones y deuda subordinada.

De Guindos: es "buena salida" para el Popular sin usar fondos públicos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó que la compra del 100 % del Banco Popular por un euro por parte del Santander es una "buena salida para la entidad" y que se lleva a cabo "sin la utilización de recursos públicos".

"Es una buena salida para la entidad, dada la situación a la que había llegado en las últimas semanas, ya que implica la máxima protección a los depositantes y la continuidad de la actividad", señaló De Guindos en unas declaraciones remitidas a los medios.

La operación, añadió, se lleva a cabo sin la utilización de recursos públicos y sin que se produzca "un eventual contagio entre riesgo soberano y bancario, como ocurrió en épocas pasadas".

"La situación actual es muy diferente a la del año 2012, dada la buena salud del conjunto del sector financiero y de la economía española en general", concluyó.

De Guindos también señaló que la decisión se ha adoptado en el nuevo marco sobre resolución bancaria "con total transparencia y el cumplimiento estricto de la normativa comunitaria".

Asimismo, el ministro subrayó que, en el actual contexto económico, se dan las mejores circunstancias "para aportar las soluciones más adecuadas y eficaces" bajo la autoridad europea para "preservar la estabilidad del sistema financiero".

Santander espera que la compra de Popular acelere el negocio a partir de 2019

El Banco Santander espera que la compra del Banco Popular acelere el crecimiento de los principales indicadores de negocio del grupo en 2019 y en años posteriores, tal y como indicó la entidad, que también prevé que la operación genere un retorno sobre la inversión del 13-14 % en 2020.

Como resultado, la resolución de Popular se efectuará sin ayudas públicas, según "explicó el Santander en un comunicado", en el que ha destacado que la entidad resultante será la mayor de España en cuota de mercado en créditos y depósitos, con 17 millones de clientes.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, afirmó que la operación es una oportunidad única de consolidación del grupo en España, para acelerar el crecimiento en el país y en Portugal.

Además, precisó que la entidad resultante mejorará la eficiencia y generará sinergias de costes cercanas a los 500 millones de euros anuales a partir de 2020.

De la misma manera, la compra supondrá creación de valor para el accionista, según indicó Botín, que dio la bienvenida a los clientes de Popular y les aseguró que van a trabajar "duro para ofrecerles el mejor servicio durante este periodo de transición y en el futuro".

"Hemos comprado una gran franquicia"."El banco resultante de la integración de Santander y Popular fortalece la diversificación geográfica del grupo en un momento de mejora del ciclo tanto en España como en Portugal, lo que nos permitirá cumplir con todos nuestros compromisos con clientes y accionistas", añadió Botín.

En este sentido, el banco explicó que, pese a la operación, mantiene sus objetivos comerciales y financieros para 2017-2018, incluidos el incremento del beneficio por acción, del dividendo por acción, del valor neto tangible por acción, y del capital, que alcanzará el 11 % el próximo año.

Con la operación anunciada este miércoles, Santander también prevé aumentar el negocio de pymes, una de las prioridades estratégicas del grupo en España, tal y como señaló la entidad financiera, que, según sus cálculos, tras la operación alcanzará una cuota de mercado en este segmento del 25 %.

Y es que el Santander mantendrá el foco en conservar el valor de la franquicia y fortalezas del Popular en banca de particulares y de pymes.

El Banco Santander también explicó que hará unas provisiones adicionales para cubrir la exposición inmobiliaria de 7.200 millones de euros.

La entidad pondrá en marcha un plan para reducir los activos morosos inmobiliarios del Banco Popular a niveles "poco relevantes" en tres años. euroefe