miércoles, junio 7

México y EEUU alcanzan un "acuerdo de principios" sobre el azúcar mexicano

Washington, 6 jun (EFE).- Estados Unidos y México anunciaron hoy un "acuerdo de principios" para reanudar las importaciones de azúcar mexicano a Estados Unidos, aunque aún falta la ratificación de la industria azucarera estadounidense. (Foto: Secretarios de Economía de México y EEUU).

En una rueda de prensa conjunta en Washington, el secretario de Comercio de EE.U.U, Wilbur Ross, y el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, anunciaron el acuerdo.

"Hemos alcanzado un acuerdo de principio, que debemos concretar en la redacción final (...). Y ofrece buenas señales de cara a nuestra relación a largo plazo", señaló Ross ante los periodistas en la Cámara de Comercio en la capital estadounidense.

No obstante, Ross indicó que, pese al acuerdo entre Gobiernos, la industria azucarera no ha formalizado "su apoyo", pero que espera que lo haga a lo largo del "proceso de redacción del texto".

Por su parte, Guajardo subrayó que se "mantiene el acceso sin aranceles" del azúcar mexicano al mercado estadounidense, y dijo que la diferencia se centra en la división entre el porcentaje de azúcar refinado frente al crudo sobre el volumen total.

Anteriormente, el 60 % era azúcar crudo frente al 40 % refinado, mientras que ahora será de 70 % crudo y 30 % refinado.

Guajardo destacó, asimismo, que las negociaciones sostenidas sobre el azúcar en los últimos dos meses y medio "nos han permitido conocernos mejor, y serán uno de los principales activos para las futuras negociaciones" sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), entre Canadá, EE.UU. y México.

Estas conversaciones sobre el azúcar han sido consideradas como un prólogo a la renegociación del TLCAN, en vigor desde 1994, y que han sido objeto de duras críticas por parte del presidente de EE.UU., Donald Trump, quien acusa a México de aprovecharse del mercado estadounidense.

El acuerdo de hoy se produce después de que Ross prorrogara por 24 horas la fecha límite decretada por el Gobierno de EE.UU. en mayo, cuando aseguró que daba de plazo a México hasta el 5 de junio, para sellar un pacto antes de reanudar el cobro de aranceles compensatorios sobre las importaciones de azúcar mexicano.

La disputa data de 2014, cuando las autoridades comerciales de EE.UU. concluyeron una investigación sobre competencia desleal y subvenciones en el azúcar mexicano, y la Comisión de Comercio Internacional constató que esas importaciones perjudicaban a los productores locales.

Ese mismo año, EE.UU. llegó a un compromiso con el Gobierno y los productores mexicanos que permitió la suspensión de los aranceles compensatorios, pero las protestas de los productores estadounidenses llevaron al Departamento de Comercio a declarar, en diciembre de 2016 que el pacto "pudiera no estar funcionando".

Como consecuencia, las autoridades mexicanas anunciaron en marzo que habían detenido temporalmente las exportaciones de azúcar hacia Estados Unidos para evitar sanciones, y ese mismo mes, Ross acordó con Guajardo retomar las negociaciones para modificar los acuerdos sobre el tema, pero hasta ahora no había habido grandes avances. EFE