miércoles, junio 7

Santander recupera el liderazgo de la banca española tras comprar Popular

Madrid, 7 jun (EFE).- El Banco Santander ha anunciado hoy la compra del Banco Popular por un euro después de que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera que este último es "inviable" para continuar independiente, lo que permitirá al Santander recuperar el liderazgo por activos de la banca española.

La operación, anunciada hoy antes de la apertura del mercado, se produce "en el marco de un esquema de resolución" adoptado por la Junta Única de Resolución europea (SRB) y ha sido ejecutada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) español.

Se trata, en realidad, de la primera intervención por parte de las autoridades europeas sin aportación de fondos públicos desde que se aprobaron las nuevas normas para imponer las pérdidas a accionistas y acreedores (bail in) y proteger a los depositantes, lo que significa que no costará ni un euro al contribuyente.

La operación, largamente esperada tras meses de agonía bursátil del Banco Popular, que era el sexto grupo financiero español, permite al Santander recuperar la primera posición de la banca española por activos, con un volumen conjunto superior a los 485.000 millones, por encima de los 370.267 millones de Caixabank.

El grupo resultante tendrá, pues, un volumen conjunto de más de 1,5 billones de activos en todo el mundo.

Según una nota remitida por el Santander, la integración del Popular "reforzará significativamente las franquicias de la entidad en España y Portugal" y en España el grupo resultante, que operará bajo la marca Santander, se convertirá en líder en créditos y depósitos y tendrá 17 millones de clientes.

Asimismo, la cuota de mercado será del 20 % en créditos y del 25 % en el negocio de pymes, un segmento en el que el Popular era particularmente potente y que, según explica el Santander, es "clave para el crecimiento de la economía española".

Según los datos facilitados hoy por el Santander, el grupo resultante tendrá un volumen conjunto de créditos brutos de 976.000 millones y un total de 966.000 millones de euros en depósitos.

La unión de ambas entidades dará lugar también a la segunda red de oficinas más extensa del sector, con un total de 4.681, ya que a las casi 1.800 que tenía el Popular según los últimos datos disponibles -los del primer trimestre de 2017- hay que sumar las 2.881 de Santander España.

En cuanto al número de empleados, el Popular contaba con casi 12.000 al finalizar el primer trimestre del ejercicio, en tanto que Santander cerró ese periodo con casi 23.000 trabajadores en España. EFE