domingo, julio 2

Gasto del consumidor en EEUU sube levemente e inflación se enfría

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor en Estados Unidos subió modestamente en mayo y la inflación se enfrió, lo que apunta a una expansión económica lenta pero constante que aún podría llevar a la Reserva Federal a elevar las tasas de interés a fin de año.

El dato, publicado el viernes por el Departamento de Comercio, fortaleció la opinión de que la economía estadounidense está repuntando en el segundo trimestre, aunque otro informe mostró que un índice de la confianza del consumidor cayó en junio a su nivel más bajo desde noviembre de 2016.

El gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, subió un 0,1 por ciento el mes pasado, según el Departamento de Comercio. Los precios al consumidor excluyendo energía y alimentos subieron un 1,4 por ciento interanual, que se compara con el avance de 1,5 por ciento interanual de abril.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos y las acciones subieron tras la divulgación del dato de gasto del consumidor, mientras que el dólar cotizaba sin mayores variaciones frente a una cesta de monedas.

A algunos funcionarios de la Fed les preocupa que la inflación se desacelere aún más por debajo de la meta del banco central de 2 por ciento, pero la presidenta de la entidad, Janet Yellen, dijo este mes que la los precios probablemente se mantendrán débiles en los próximos meses debido a factores temporales.

El sólido gasto del consumidor está respaldando el panorama para una mayor inflación y un crecimiento económico continuo. El aumento más lento del gasto en mayo tuvo lugar tras dos incrementos mensuales de 0,4 por ciento, lo que sugiere que la expansión económica se encamina a una aceleración en el segundo trimestre tras un leve avance en los tres meses previos.

"Aún parece que el consumo real repuntó recientemente", afirmó Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

El índice de precios de gastos de consumo personal bajó un 0,1 por ciento en mayo frente a abril debido a la caída de los precios de bienes de consumo y de la energía. Excluyendo alimentos y energía, el índice subió un 0,1 por ciento.

La lectura de 12 meses de la llamada inflación subyacente se ha estado desacelerando desde marzo. Eso ha apuntalado el poder de gasto del consumidor. Los ingresos personales después de impuestos y ajustados por inflación subieron un 0,6 por ciento en mayo, el máximo incremento desde abril de 2015.

En tanto, el índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan cayó a 95,1 este mes, el nivel más bajo desde noviembre, de acuerdo a la lectura final para el mes de junio publicada el viernes. Gasto del consumidor EEUU