jueves, julio 13

Latinoamérica crece lentamente en medio de incertidumbres políticas

Bogotá, 13 jul (EFE).- Latinoamérica ha crecido este año lenta pero sostenidamente, impulsada por la economía china y las materias primas, pero para el segundo semestre se teme un frenazo por la incertidumbre ante el "efecto Trump", las crisis en Brasil y Venezuela y los procesos electorales en Chile y Argentina.

"En Brasil, las investigaciones de corrupción están pesando sobre la actividad económica y retrasando las reformas laborales y de pensiones; y en Venezuela, el riesgo político, que ya es extremadamente alto, está aumentando", según el Mapa de Riesgo Político del segundo trimestre divulgado por la firma AON.

La incertidumbre en Brasil, ante un posible juicio penal al presidente Michel Temer por corrupción,"sugiere desafíos continuos para las empresas. Es posible que este año el consumo siga siendo modesto, el crecimiento económico lento y una recuperación importante en la inversión solo se produzca tras las elecciones de 2018", añade la consultora.

Daniel Titelman, director de la División de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (Cepal), dice que es pronto para medir la evolución brasileña, aunque destaca el crecimiento "importante" del 1 % en el primer trimestre, pese a la dinámica política y tras la recesión de los dos últimos años.

Esto, explicó hoy a Efe el economista principal de la Cepal, refuerza la tendencia de un "crecimiento lento pero sostenido" en toda Latinoamérica, donde, tras el bienio contractivo 2015-2016, se estima un repunte del 1,1 % este año debido a la evolución de China y de los precios de materias primas como el petróleo.

De acuerdo con AON, la clave en lo que resta de año será la ejecución de reformas, algo que, asegura, está en juego por las transiciones políticas en la región, con las elecciones legislativas de octubre en Argentina y las presidenciales de Chile, en noviembre, y de Brasil, el próximo año.

La firma plantea como ejemplo la reforma a las pensiones impulsada por el Gobierno de Temer, que es rechazada por más del 70 % de los brasileños, pero que, a juicio de la consultora, contribuirá a aliviar la carga fiscal a largo plazo.

"Argentina y Brasil se han involucrado en una serie de microrreformas para estimular la actividad empresarial", pero "los próximos ciclos electorales pueden hacer su implementación más lenta", indica el informe de la proveedora internacional de servicios de gestión de riesgo.

Sobre Argentina, AON estima que su calificación de riesgo siga mejorando a medida que el Gobierno de Mauricio Macri trabaja para ajustar el esquema económico, pero "la inflación sigue siendo alta y las próximas elecciones legislativas pueden hacer poco probables reformas fiscales importantes y limitar las nuevas inversiones".

En esto coincide Saúl Pineda Hoyos, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec) de la Universidad del Rosario de Bogotá, quien señaló a Efe el caso de Chile, donde se han destapado escándalos de corrupción, y el de Colombia, que afronta divisiones internas tras la firma de la paz con las FARC.

"Pese al acuerdo de paz y la reforma fiscal, el crecimiento sigue siendo débil y hay pocas oportunidades para que las autoridades estimulen la economía, pero Colombia parece resistir a los riesgos regionales, incluyendo la violencia en Venezuela, que puede aumentar su factura humanitaria", añade AON.

Precisamente la situación política más inestable es la de Venezuela, según los expertos. "El presidente Nicolás Maduro ha logrado aferrarse al poder y compensar la deuda del país, sin embargo, con la crisis económica y social, las formas más abruptas de gobierno pueden llegar a ser más frecuentes", afirma la consultora.

Titelman se refirió a los factores externos, especialmente la política comercial estadounidense tras la llegada de Donald Trump a la Presidencia, y explicó que hasta ahora no se ve un impacto significativo, aunque en agosto puede redefinirse la situación, cuando comiencen las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre EE.UU., México y Canadá.

Para Pineda, independientemente de Trump, el ámbito será favorecedor para Latinoamérica si se consolidan los precios del petróleo y si China reimpulsa sus importaciones tras el "aterrizaje suave" de su economía. EFE Economía